Descubre las Hoces del Duratón a través de sus rutas de senderismo

0
959

Las Hoces del Duratón son toda una experiencia. Situadas en la provincia de Segovia, son el resultado de la excavación del agua en la roca durante millones de años. Declaradas Parque Natural en 1989, se extienden a lo largo de 25 km de desfiladeros, caminos y por supuesto, agua. Es un paraje que cuenta con puntos clave de visita obligatoria, pero verlo todo puede resultar muy complicado. No te conformes con sólo vivir una aventura y elige una experiencia nueva cada día gracias a las distintas rutas disponibles en las Hoces del Duratón.

 

1. La senda de los dos ríos

 

Esta senda recibe su nombre por los ríos Duratón y Caslilla, ya que te acompañarán durante la mayor parte del recorrido. Es una ruta perfecta para explorar las Hoces, ya que a lo largo de sus 5 km podrás disfrutar de lo mejor que te ofrece este parque natural. Es un sendero sencillo que puede recorrerse tanto a pie como en bicicleta.

Su punto de partida es Sepúlveda, concretamente en la Iglesia de Santiago (conocida como Casa del Parque). Desde aquí, coge la calle de la Barbacana hasta llegar a la puerta medieval del Ecce Homo. Cruza la puerta y sube por la calle de los Santos Justo y Pastor, donde te encontrarás con la Iglesia de la Virgen de la Peña. Aquí podrás disfrutar de las impresionantes vistas del Mirador de la Peña y luego continuar tu camino hacia las lastras, donde te encontrarás con la Puerta de la Fuerza y los puentes de de Picazos y Talcano sobre el río Duratón.

Después de pasar la Silla de Montar a Caballo, llegarás al río Caslilla a través del puente de Palmarejos. En esta zona cruzarás las antiguas puertas de acceso; la Puerta del Castro y de Duruelo, que te permitirá acceder al recinto amurallado y terminar la ruta en la Plaza Mayor del pueblo. Todo un recorrido que combina naturaleza e historia en poco menos de una hora y media.

 

2. La senda de Talcano a Villaseca

 

Aunque este sendero se llame así por el puente de Talcano y el de Villaseca, también se conoce como la senda larga. Es un nombre más que merecido, ya que cuenta con nada más y nada menos que 15 km de recorrido. Aunque es una ruta larga, es muy sencilla de realizar y puede completarse en bicicleta sin problemas. Es perfecta para los amantes del senderismo y para aquellos que quieren disfrutar de las Hoces del Duratón al máximo.

La ruta transcurre a lo largo del cauce del río Duratón, por lo que te será muy sencillo seguir el camino. Atravesarás todo el parque natural, disfrutando de las mejores vistas de la zona y observando el vuelo de las águilas reales y los halcones peregrinos. Cruzarás por zonas de más de 100 metros de altura, verás los vestigios de la actividad agrícola que se practicaba en la zona y te encontrarás con las fuentes del Chorlito, de la Hontanilla y Redonda.

Y para terminar este paseo, puedes ponerle el broche de oro visitando la cueva de los Siete Altares. Déjate impresionar por esta obra visigoda, donde se aprovechó la arquitectura natural de una cueva para construir un lugar de culto. Toda una joya a pocos pasos del puente de Villaseca.

 

3. La senda de la Molinilla

 

Una ruta estupenda para los que quieren disfrutar de lo mejor de las Hoces, pero sin recorrer los 15 km de la senda de Talcano a Villaseca. Empieza en el puente de Villaseca y luego continúa a lo largo de la orilla del Río Duratón. Es la ruta más didáctica de todas, ya que a medida que vayas caminando podrás descubrir la gran diversidad de vegetación que esconde este lugar. Siente en el ambiente el olor a tomillo y mejorana, adéntrate en el bosque de ribera e identifica cada una de las especies típicas como sauces, álamos y olmos.

Llega un momento que el sendero empieza a estrecharse y aparecen las formaciones rocosas. Aquí podrás observar aves como el buitre leonado y el alimoche, ya que son un hábitat perfecto en el que vivir y reproducirse. También encontrarás las cuevas del Cura y de la Parra, formadas por la filtración natural del agua del río a través de la roca. Sigue caminando y llegarás a la presa de Molinilla, que pondrá el punto y final a este estupendo paseo.

Si aún no conoces las Hoces de Duratón, no esperes más y convierte el Vado del Duratón en tu campamento base. Ubicado en el centro de Sepúlveda, es un sitio estupendo en el que relajarse después de una jornada recorriendo los senderos de la zona. También contarás con un lugar para guardar tu bicicleta y con un servicio de picnic para disfrutar de una comida informal en un marco incomparable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here